Páginas

viernes, 13 de diciembre de 2013

Cómo afrontar la Navidad con una meditación

Hari Om (todo es)

Hoy quiero compartir una meditación muy sencilla pero muy poderosa de cara a las fechas navideñas.

A mí me ayuda a tomar consciencia de que soy el resultado de mi árbol genealógico y que es gracias a todos esos antepasados que hoy puedo tener la gracia de estar viva.




Hay personas que deciden "huir" de la Navidad. Que deciden no estar con sus familiares de sangre o simplemente no los tienen. Cada cual está en su camino y está bien siempre que recordemos que ninguna huida te hará escapar de ti mismo por muy lejos que vayas a por mucho que te escondas. Otro inciso que me gustaría señalar es que además de nuestra familia de sangre tenemos nuestra familia espiritual que nos acompaña en la vida, que también son nuestros maestros.

La sociedad ya va marcando el ritmo de estas fechas. Marca hasta el comportamiento; no voy a entrar en este asunto ahora y puesto que yo pasaré los siguientes días en compañía de familiares y en reuniones de amigos mi meditación esta dirigida a ello.


Meditación: Siéntese en una postura cómoda con la espalda recta. Recuerde no comprimir lumbares ni forzar las cervicales. Tire un punto hacia atrás de los hombros de forma que las escápulas queden como abrochadas. La respiración fluida por la nariz. Llevamos la mano izquierda al corazón y la derecha al segundo chacra (la palma de la mano debajo del ombligo) Mirada al entrecejo con ojos cerrados. Ya estamos listos.

Al colocar las manos así conectamos el segundo chacra (SUADISTHANA "su Morada Especial") con el cuarto chacra (ANAHATA "No emitido": el sonido puro de la creación)
La enseñanza vital que representa el segundo chacra, entre otras, es acerca de las relaciones y el cuarto simboliza el amor, el perdón y la compasión. Centrémonos en estos dos e imaginemos que todas nuestras relaciones con la familia, con la pareja, esta están en perfecta armonía. El corazón es capaz de disolver cualquier rencilla, cualquier resentimiento, toda culpa hacia los que te rodean. Recréese en esa sensación y sonría.

Si te encuentras en un momento tenso con alguna o algunas personas dirige tu memoria de nuevo a esta meditación. La experiencia sentida de perfecta armonía permanece eterna ahora grabada en tu ser, emite de nuevo esa onda tranquilizadora, sé tu mismo , nada tienes que demostrar a nadie. No recuerdo bien ahora quién dijo que las dos momentos más importantes en la vida de una persona es el día en que naces y el día en el que encuentras el por qué de tu existencia.


Hari Om Tat Sat ( la verdad es que el creador y lo creado son lo mismo)